CAPAS O PONCHOS, CÓMO UTILIZARLOS